Quiénes somos

Somos un equipo de abogados especialistas en las áreas del derecho penal, laboral, administrativo, disciplinario, comercial, de autor y financiero que, de manera directa y asociados con otras oficinas y grupos de profesionales en Bogotá y otras ciudades del país, ofrecemos a nuestros clientes soluciones idóneas y efectivas para la protección de sus intereses en los estrados judiciales.

Disponemos, además, de un grupo calificado y certificado de forenses que garantizan el apoyo técnico y científico necesario para nuestros abogados en cumplimiento de sus labores.

Nuestros Profesionales

Oscar Julian Guerrero

​Abogado y sociólogo, especialista en Derecho Societario de la Universidad Javeriana, con estudios en Procedimiento Penal de la Universidad de Bielefeld Alemania, y en el Instituto Max Planck para Derecho Penal Extranjero e Internacional del mismo país, además se ha desempeñado como investigador invitado de la Universidad de Göttingen Alemania.

Dentro de su experiencia administrativa se destacan cargos como jefe de la oficina de investigaciones socio-jurídicas y prevención del delito en el Ministerio de Justicia, asesor del Despacho del Fiscal General de la Nación y asesor del Despacho del Procurador General de la Nación. Litigante y Autor de varios libros.

Quiénes somos

Somos un equipo de abogados especialistas en las áreas del derecho penal, laboral, administrativo, disciplinario, comercial, de autor y financiero que, de manera directa y asociados con otras oficinas y grupos de profesionales en Bogotá y otras ciudades del país, ofrecemos a nuestros clientes soluciones idóneas y efectivas para la protección de sus intereses en los estrados judiciales.

Disponemos, además, de un grupo calificado y certificado de forenses que garantizan el apoyo técnico y científico necesario para nuestros abogados en cumplimiento de sus labores.

Novedades

Caso Colmenares

Estimado lector, la pregunta es: homicidio o accidente. La respuesta la puede hallar en el mito que se expande por las redes sociales a través de conjeturas, especulaciones, dichos y pareceres, pero en especial a través de sopesadas mentiras que expresadas con rabia e impotencia generan forzadas y hasta comprensibles expresiones de solidaridad para creer en un homicidio que nunca fue. Ahora, si usted juzga que la razón y la ciencia son útiles a la verdad y tiene disposición para buscarla, lo invito, de manera respetuosa, a leer la sentencia con detenimiento y deliberación y allí podrá entender que se trató de un accidente. Las discrepancias son posibles, pero tienen sentido si se dan a partir del conocimiento. P.D. Las consideraciones comienzan en la página 196.

Leer más...

Nuestros Profesionales

Silvio Martin Quiñones

Todos Nuestros Profesionales...